Cerro Autana, un destino mágico de Venezuela

Venezuela es un país con una geografía extensa y privilegiada, cuya flora y fauna son tan variadas que resulta difícil encontrarlas en otros lugares. Su clima tropical hace que la mayoría de sus días durante el año sean frescos y amigables.

Cerro Autana, un destino mágico de Venezuela

31 marzo 2020 Bellezas Naturales Venezolanas 0

El cerro Autana, Euwabey o Kuawai `El árbol de la vida´ en dialecto piaroa, es un tepuy que se encuentra situado en el estado Amazonas. Cuenta la leyenda Piaroa que el cerro Autana representa el árbol de la vida, que dio origen a todas las frutas que le dan sustento a los hombres y a los animales.

Forma parte del Escudo de Guayana. En cuanto a su altura, unas fuentes dicen que alcanza los 1.250 metros de altitud, en otras se dice que aproximadamente 1.300 mts. Constituye para los indígenas piaroas una montaña sagrada.

cerro autana enrique romero - Cerro Autana, un destino mágico de Venezuela

El tepuy Cerro Autana fue declarado monumento natural en 1978. Es uno de los tepuyes del sur de Venezuela. Dentro de la montaña, hay una cueva formada enteramente de cuarzo, que mide 400 metros de longitud y 45 metros de altura.

Aunque formado por estratos casi horizontales de arenisca, el Autana contiene cuevas y otras formaciones cársticas, que son poco frecuentes en rocas que no sean calizas.La razón de estas formaciones se encuentra en el hecho de que dicha arenisca fue cementada con proporciones de caliza y las partes donde existía mayor proporción de este mineral (carbonato cálcico) resultaron vaciadas por la disolución de la misma, dejando grutas interconectadas y un salón muy grande con un techo en forma de cúpula que tiene distintos colores por la distinta composición de los minerales que la forman.

Visita espectacular

El Cerro Autana es el tepui más cercano a Puerto Ayacucho, siendo ofrecido como destino turístico por la mayoría de los operadores ubicados en esa ciudad, que es el centro urbano más cercano con capacidad para recibir aviones comerciales  y  ofrecer   tanto   acceso   pavimentado   por   tierra   como   los   servicios   públicos   necesarios  para  el  turismo.  Debido a estas facilidades, el Cerro  Autana  se  encuentra   entre   los   tepuyes   mayormente   visitados   del   Estado   Amazonas,   reportándose  allí  la  realización  de  actividades  de  excursionismo  libre,  visitas  a  cuevas  y  simas,  parapente,  escalada  y  rapel. 

El  acceso a la cima del Cerro Autana se hace únicamente en helicóptero o escalando las paredes de la montaña, por lo que los turistas se limitan a visitar las  comunidades  indígenas  cercanas  donde  puede  observarse  la  imponente  montaña.

Enrique Romero Amazonas0 1024x768 - Cerro Autana, un destino mágico de Venezuela
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para llegar hasta el Cerro Autana desde Puerto Ayacucho, se debe navegar el Río Orinoco desde Samariapo hasta Isla Ratón y desde allí recorrer la cuenca baja y media  del  Río  Sipapo  hasta  la  boca  del  Rio  Autana,  por  donde  se  sigue  hasta  llegar  al  Raudal  de  Ceguera. 

Enrique Romero Amazonas09 1024x768 - Cerro Autana, un destino mágico de Venezuela
Raudal  de  Ceguera

La  comunidad  indígena  de  Ceguera  es  uno  de  los  sitios accesibles más cercanos al Cerro Autana, por lo que existe un flujo regular de turistas hacia este poblado, en donde se encuentran una serie de cabañas para uso  exclusivo  de  los  turistas  (Gutic  1996,  Novo  y  col.  1997). 

Desde  Ceguera  se  realiza  una  caminata  hasta  el  Cerro  Giajarí,  desde  donde  se  tiene  una  vista  bastante cercana del Cerro Autana. Otras comunidades indígenas cercanas a este monumento natural que son receptivas al turismo en el área son Laja de Váquiro y Laguna  de  Mapuey,  en  las  riberas  del  Río  Autana,  y  Piedra  Tonina  en  el  Río  Sipapo,  en  donde  también  pueden  observarse  instalaciones  similares. Esta  actividad  es  desarrollada  mediante  acuerdos  y/o  contratos  entre  operadores  turísticos  generalmente  establecidos  en  Puerto  Ayacucho,  y  las  comunidades  indígenas  que  se  encuentran  cerca  del  monumento.  El  operador  se  encarga  de  trasladar  a  los  turistas  y  los  indígenas  les  dan  alojamiento  durante  su  visita  a  la  comunidad, en cabañas construidas por ellos.

Recomendaciones para pasarla bien

Llevar poncho, ropa de secado rápido, repelente y protector solar, dos pares de zapatos deportivos, sombrero, aislante, sleeping bag o bolsa de dormir y comida de marcha. Hay que prepararse física y mentalmente pues es un viaje para aventureros que buscan conectarse con la naturaleza. Es una experiencia alejada de todo. Los que hagan la excursión se van a mojar, van a agarrar sol, los van a picar los mosquitos, pero aun así vale la pena vivirlo.

Enrique Romero Amazonas - Cerro Autana, un destino mágico de Venezuela