Caminos para llegar al Salto Angel

Venezuela es un país con una geografía extensa y privilegiada, cuya flora y fauna son tan variadas que resulta difícil encontrarlas en otros lugares. Su clima tropical hace que la mayoría de sus días durante el año sean frescos y amigables.

Caminos para llegar al Salto Angel

13 junio 2020 Salto Ángel 0
Enrique Alberto Romero Domínguez Salto Angel 3 - Caminos para llegar al Salto Angel

El camino ha sido recorrido durante mucho tiempo entre los indios que van a cazar. La ruta apunta al lado suroeste de Kusari Tepuy. El viaje comienza con 40 minutos de navegación a lo largo del río Carrao, donde el grupo es acomodado de dos en dos por la canoa de madera que hace girar un bote gracias a un potente motor.

Después de haber remontado los ríos Carrao y Churún en una canoa motorizada durante tres horas y media, se llega a la isla Ratoncito, desde donde se puede subir por un sendero llamado sendero Ángel hasta el mirador Laime, justo en frente del Salto Ángel. Es una caminata fácil de una hora aproximadamente, subiendo por la selva. Como tal, es bastante húmeda y suele llover mucho.

Pozo Azul

La ruta sigue con un paseo por el bosque y el primer desafío del recorrido es cruzar un río sobre un árbol caído que actúa como un puente. Todo el camino requiere cuidado, con un ojo en el paisaje y otro en los pies. Los obstáculos son muchos, como raíces, piedras sueltas, ríos con lechos resbaladizos como jabón, agujeros y algunos pasos donde también debes usar tus manos para trepar.

Enrique Alberto Romero Domínguez Salto Angel - Caminos para llegar al Salto Angel
Cima de Kurawaimö Tepuy

Más que un lugar de difícil acceso, el Parque Nacional Canaima es uno de los parajes naturales más vírgenes del mundo. Caminar por los valles es ser capaz de presenciar formaciones geológicas originales de miles de millones de años y sentirse en un mundo perdido. Esto es lo que se siente al llegar a la cima de Kurawaimö Tepuy.

El trekking de dos horas hasta la cima de la montaña revela una vista panorámica de los tepuyes Kurun y Kusari. El mayor error incipiente en este viaje de tepuyes es creer que será posible caminar durante 5 días sin mojarse los pies y no resbalar varias veces. Tampoco puedes subestimar la exposición a la luz solar y la presencia de mosquitos. Volver a aplicar protector solar y repelente es tan importante como mantenerse hidratado.

En medio de la sabana, el ruido del agua anuncia al Pozo Azul. Los paseos siempre se entremezclan con buenos baños de cascada. No importa que el agua esté muy fría. Los rápidos garantizan la sensación de tener el alma limpia y recompensan el cuerpo cansado después de largos senderos. En este oasis, las piedras planas forman una especie de baldosa, lo que permite caminar desde el lecho de agua hacia los saltos para una ducha vigorizante. Esto hace que todo el esfuerzo valga la pena.

Enrique Alberto Romero Domínguez Salto Angel 1 - Caminos para llegar al Salto Angel

Salto Ángel

Al llegar a la base del Salto dejamos se puede  caminar hasta el mirador del Salto Ángel donde se logra ver una de las que debería ser las maravillas naturales del Mundo. Al iniciar el recorrido se atraviesa el rio, y un bosque mágico por completo, donde se siente una gran paz, y el sonido de la respiración de la naturaleza, un aire puro, denso, con flores y arboles nunca antes vistos, se ha de tener mucho cuidado con las gigantes raíces de los arboles al caminar por el sendero indicado. Y luego de una pequeña colina, se escucha la caída de agua, y al llegar recibes la llovizna bendita de esta maravilla. 979 metros de agua vez caer sobre ti…de verdad que tienes que estar allí para vivirlo y sentirlo.

Enrique Alberto Romero Domínguez Salto Angel 2 683x1024 - Caminos para llegar al Salto Angel

Un recuerdo invaluable e inolvidable. Sientes como el agua llega a ti de forma única, purificando tu cuerpo y conectándote con las maravillas que Dios a dispuesto en este mundo para que podamos apreciarlas en todo su esplendor…

No hay forma de ver la cumbre del Salto Ángel sin estar impresionado. La caída es tan alta que cuando el pozo ha alcanzado gran parte del agua se ha evaporado. Un chapuzón en estas aguas es más que una recompensa, es un privilegio otorgado a aquellos que tuvieron el coraje y se atrevieron a tocar los pies de la cascada más majestuosa.